Cómo saber si estoy de parto

Si estás embarazada, una de tus primeras preocupaciones podría ser el parto y todo lo que conlleva. Por lo que esta información te ayudará a responder a las preguntas más comunes sobre el parto, sobre todo si éste es tu primer embarazo.

Cómo saber si estoy de parto

Señales de parto

Algunas mujeres experimentan signos muy distintos en el momento del parto, mientras que otras no lo hacen. Nadie sabe qué causa el parto para empezar o cuándo va a comenzar, pero varios cambios hormonales y físicos pueden indicar el comienzo del parto:

  • Descenso del bebé hacia la pelvis.
  • Eliminar el tapón mucoso.
  • Contracciones.
  • Ruptura de aguas.
  • Dilatación del cuello del útero.

Descenso del bebé hacia la pelvis

Antes del parto, el bebé inicia el descenso hacia la pelvis. El bebé se coloca más abajo preparándose para salir, esto puede ocurrir unas cuantas semanas o un par de horas antes del parto. Debido a que el útero se apoya en la vejiga, la embarazada puede sentir la necesidad de orinar con más frecuencia.

Eliminar el tapón mucoso

El tapón de moco se acumula en el cuello del útero durante el embarazo. Cuando el cuello uterino comienza a abrirse más, el moco se descarga en la vagina y puede ser claro, rosado o con un poco de sangre. El parto puede comenzar poco después de que el tapón mucoso se descargue o una o dos semanas más tarde.

Contracciones del parto

Durante las contracciones, el abdomen se vuelve duro. Entre las contracciones, el útero se relaja y el abdomen se vuelve suave. La forma en la que se sienten las contracciones es diferente para cada mujer, y puede ser diferente de un embarazo al siguiente. Pero las contracciones de parto por lo general causan molestias o un dolor sordo en la espalda y la parte inferior del abdomen, junto con la presión en la pelvis. Las contracciones tienen un movimiento ondulatorio de la parte superior del útero hasta la parte inferior. Algunas mujeres describen las contracciones como calambres menstruales fuertes. A diferencia de las contracciones de parto falsas o contracciones de Braxton Hicks, las verdaderas contracciones de parto no se detienen cuando cambias de posición o te relajas. Aunque las contracciones pueden ser incómodas, podrás relajarte entre ellas.

¿Cuál es la diferencia entre los dolores de parto falsos y los verdaderos?

Antes de que comience el parto "real", es posible que experimentes dolores de parto falsos, también conocidos como contracciones de Braxton Hicks. Estas contracciones uterinas irregulares son perfectamente normales y pueden comenzar a ocurrir en el segundo trimestre, aunque con más frecuencia en tu tercer trimestre de embarazo. Son la forma en que tu cuerpo se prepara para el parto.

¿Qué sientes con las contracciones de Braxton Hicks?

Las contracciones de Braxton Hicks pueden ser descritas como un endurecimiento del abdomen que va y viene. Estas contracciones vienen de forma separada, no aumentan al caminar, no aumentan en duración y no se sienten más fuertes con el tiempo como lo hacen las verdaderas.

Cómo saber si estás de parto

¿Cómo sé cuando estoy de parto real?

Para averiguar si las contracciones que estás sintiendo son reales, hazte las siguientes preguntas.

  • ¿Con qué frecuencia se producen las contracciones? Si las contracciones suelen ser irregulares y no son cada vez más frecuentes, es una falsa alarma. Si las contracciones vienen a intervalos regulares y duran unos 30-70 segundos y a medida que pasa el tiempo, se acercan entre sí, entonces, estás de parto.
  • ¿Cambian con el movimiento? Si las contracciones paran cuando andas o reposas, o incluso pueden detenerse si cambias de posición, se trata de una falsa alarma. En cambio, si las contracciones continúan a pesar del movimiento o el cambio de postura, estás de parto.
  • ¿Cómo son de fuertes? Si las contracciones son generalmente débiles y no se vuelven mucho más fuertes. O pueden ser fuertes al principio y luego se debilitan, significa que no son dolores reales de parto. Las que contracciones aumentan de manera constante en lo que a fuerza se refiere, indican que tu bebé está en camino.
  • ¿Dónde sientes el dolor? Las contracciones falsas generalmente sólo se sienten en la parte delantera de la región pélvica o abdominal. Las contracciones reales por lo general comienzan en la espalda baja y se mueven a la parte anterior del abdomen.

¿Cómo puedo saber cuándo debo ir al hospital?

Cuando pienses que estás de parto real y se inicien las contracciones fuertes. Para ello, escribe la hora en se se inicia cada contracción y la hora en la que se detiene o que alguien lo haga por ti. El tiempo entre las contracciones incluye la longitud o duración de la contracción y los minutos entre las contracciones (llamado el intervalo).

Las contracciones leves generalmente comienzan con una diferecia entre 15 y 20 minutos hasta que llegan a separarse por 60 o 90 segundos. Las contracciones se vuelven más regulares cuando se separarán con menos de 5 minutos de diferencia. La fase de parto activo (el tiempo en que debes entrar en el hospital) por lo general se caracteriza por fuertes contracciones que duran de 45 a 60 segundos y se producen con una diferencia de tres o cuatro minutos.

¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor del parto?

La primera etapa del trabajo de parto (llamada la fase latente) es mejor pasarla en la comodidad de tu hogar. Estos son algunos consejos para ayudarte a hacerles frente:

  • Trata de distraerte dando un paseo o viendo una película.
  • Sumérgete en una bañara caliente o toma una ducha caliente. Pero, pregunta a tu médico si puedes bañarte en una bañera si has roto aguas.
  • Trata de dormir o echarte una siesta si es por la noche. Necesitas almacenar toda tu energía para el trabajo de parto activo.

¿Qué pasa cuando rompo aguas durante el parto?

La ruptura de la membrana amniótica (el saco lleno de líquido que rodea al bebé durante el embarazo) puedes notarlo como un chorro repentino de líquido o un goteo de líquido que se filtra de forma constante. El fluido es generalmente sin olor y puede ser transparente o de color pajizo. Aunque el trabajo no se inicie inmediatamente después de haber roto aguas, la entrega de tu bebé ocurrirá en las próximas 24 horas.

Por último, ten en cuenta que no todas las mujeres rompen aguas por ellas misma. Muchas veces, el médico es el que rompe la membrana amniótica en el hospital.

¿Qué es el borramiento y dilatación del cuello uterino?

Durante el parto, el cuello del útero se acorta y se adelgaza con el fin de estirarse y abrirse alrededor de la cabeza de tu bebé. El acortamiento y adelgazamiento del cuello del útero se llama borramiento. El médico te dirá si hay cambios en el cuello uterino durante un examen pélvico. El borramiento se mide en porcentajes de 0% a 100%. Si no hay cambios en el cuello del útero, se describe como 0% borrado. Cuando el cuello uterino es la mitad del grosor de lo normal, tiene un 50% de borrado. Cuando el cuello del útero está completamente adelgazado, está al 100% de borrado.

El estiramiento y la abertura del cuello del útero se llama dilatación y se mide en centímetros, la dilatación completa ocurre a los 10 centímetros.

El borramiento y la dilatación son un resultado directo de las contracciones uterinas efectivas. El progreso en el trabajo se mide por los centímetros que se ha abierto el cuello uterino y se ha diluido para permitir que tu bebé pase a través de la vagina.

¿Cuándo debo llamar a mi médico o ir al hospital?

Cuando sospeches que estás de parto verdadero, llama a tu médico. Además, también debes llamar:

  • Si piensas que has roto agua.
  • Si estás sangrando (más que un manchado).
  • Si el bebé parece estar moviéndose menos de lo normal.
  • Cuando las contracciones son muy incómodas y han estado viniendo cada cinco minutos durante una hora.

El médico te dará pautas específicas sobre cuándo debes estar lista para ir al hospital.